¿Qué es lo que ocurre en la trastienda de nuestro Mac? ¿Cómo se mueven sus “tripas”? ¿Qué problemas estamos teniendo en nuestro sistema operativo? Estas y otras muchas preguntas se resuelven con una sola utilidad: el Monitor de Actividad de Mac. Repaso todo lo que debes conocer de esta tremenda App en este articulo.

Tanto por su nombre: Monitor de Actividad, como por su aspecto, es una aplicación que puede parecer compleja. No te voy a mentir, no es una App trivial, pero debido a lo útil que puede resultar es casi imprescindible conocerla.

La información del Monitor de Actividad

Cuando inicias una aplicación como Safari, Mail, Pages o cualquier otra ventana que abras en tu Mac, lo único que ves es lo que se muestra en pantalla, pero detrás de las cámaras están ocurriendo muchas más cosas. Algunas de ellas no se representan en ninguna ventana, por lo que la única manera de “verlas” es con el Monitor de Actividad. Esta diferencia la hace mediante dos opciones: Procesos en Ventanas o Todos los Procesos, a las que puedes acceder desde el menú Visualización de la aplicación.

Tan sólo abriendo el Monitor de Actividad, que se encuentra en la carpeta Otros de las aplicaciones por defecto en tu Mac, puedes conocer qué aplicaciones utilizan más CPU, memoria, energía, red y, más importante aún, aquellas que presentan algún problema. De hecho, si tu Mac se está comportando de manera inesperada, el primer sitio en el que mirar es el Monitor de Actividad.

Monitor de actividad en Mac. Procesos

Características principales del Monitor de Actividad

La información del Monitor de Actividad es mucha y variada, pero son solamente cinco los conceptos que debes comprender para dominar su uso.

Procesos: es la primera columna que aparece en el Monitor de Actividad. Para entender lo que es un proceso, tan sólo has de iniciar una aplicación. Al hacerlo, normalmente aparece una ventana en la pantalla de tu Mac, pero OS X no solamente inicia esa ventana, sino otra serie de acciones que corren por detrás y son invisibles para el usuario (a no ser que conozca el Monitor de Actividad como nosotros). Entre ellas encontramos los controladores, procesos de red, indexado en Spotlight, almacenamiento de contraseñas en el llavero de Mac, etc. Todo esto que inicia OS X se denomina proceso.

Procesos en ventanas: en el Monitor de Actividad verás que algunos procesos aparecen con un icono a la izquierda y otros no. La idea de Apple es representar los procesos con ventanas en un icono, sin embargo no es exacto, ya que hay procesos que no tienen su ventana activa o que se trata de utilidades de configuración. Si realmente quieres limitar tu búsqueda a los procesos con ventana presente en la pantalla de tu Mac, selecciona el menú Visualización > Procesos en ventanas.

Más información: si necesitas información específica de un proceso, tan sólo has de hacer doble clic en su nombre en el listado o seleccionarlo y pulsar el botón con la i de información dentro de un círculo de color negro.

Paneles flotantes: en el Monitor de Actividad podemos activar una serie de paneles flotantes llamados monitores con los que podemos visualizar en todo momento el estado de nuestra CPU y ver el momento exacto en el que se produce un problema con los niveles de carga de trabajo de nuestro Mac. Comentaré como activarlos un poco más adelante.

Gráficas: en la parte inferior del Monitor de Actividad aparecen las gráficas con datos en vivo de las diferentes pestañas. Así podemos ver cómo se han comportado CPU, memoria o disco en los últimos minutos.

El Monitor de Actividad de Mac. Todo lo que necesitas saber

El paso a paso que puedes realizar para darle un “buen repaso” a tu Mac y a su OS X es el siguiente:

  1. Comprobar el uso de CPU: si no está activa, selecciona la pestaña CPU en el Monitor de Actividad y hace clic en el encabezado de la columna %CPU para ordenar los procesos por mayor uso de CPU. Si tu Mac está especialmente lento, revisa los procesos que consuman más CPU, ya que pueden indicar que presentan algún error.
  2. Ampliación de memoria RAM: haz clic en la pestaña de Memoria y ordena los procesos igual que en la caso anterior, pero esta vez por la columna Memoria, para comprobar qué procesos consumen la mayor cantidad de memoria RAM. Si en la gráfica de la parte inferior aparece alguna zona en color rojo, significa que necesitas más memoria RAM para trabajar con esas aplicaciones en tu Mac.
  3. Consumo de batería: selecciona la pestaña Energía y ordena por la columna Impacto energético. Los valores más altos representan las aplicaciones que están tirando de batería de tu MacBook como si fuera gratis. Además se representa en la columna Impedir entrada en Reposo, aquellas aplicaciones que están impidiendo que tu Mac entre en Reposo. Ya sabes que si necesitas evitarlo, puedes contar con aplicaciones geniales como Caffeine.
  4. Lectura y escritura en disco: en la pestaña Disco puedes comprobar qué aplicaciones escriben (Bytes escritos) o leen (Bytes leídos) más información en tu Mac. Aunque la principal causa de problemas suele ser la CPU o la Memoria, no está de más revisar el Disco.
  5. Uso de red: si el problema de la lentitud se produce con tu conexión a Internet o red local, en la pestaña Red, puedes comprobar los procesos que más datos de red están consumiendo, así como la gráfica de consumo total en la parte inferior de la pantalla.
  6. Matar procesos: aunque en OS X no es tan frecuente como en Windows, si una proceso deja de responder o una aplicación tiene un consumo de CPU del 100% y quieres deshacerte de ella, lo primero que debes intentar es cerrarla por los medios tradicionales. Si aún así no lo consigues o sigue sin responder, el último recurso es forzar el cierre del proceso, también denominado matar el proceso. Se consigue seleccionando el proceso en cuestión y seleccionado la opción Visualización > Salir del proceso. Recuerda que es un último recurso.

Monitor de actividad en Mac. Proceso Chrome

Configuración del Monitor de Actividad

La configuración del Monitor de Actividad es tan variada y compleja que puede dar perfectamente para otro post, pero no quería dejar de comentar una opción que te puede venir muy bien.

Se trata de la posibilidad de mostrar los denominados Monitores. Son una serie de ventanas flotantes en pantalla que permiten mostrar información sobre el uso de CPU y su historia.

Para activarlos tan sólo has de hacer clic con el botón secundario en el icono del Monitor de Actividad que aparece en el Dock y seleccionar el menú Monitores. Desde ahí puedes mostrar tanto uso como historial de la CPU en todo momento en la pantalla de tu Mac y así controlar aplicaciones sospechosas.

Además, si quieres que sea el propio icono del Dock el que se encargue de representar esta información, puedes conseguirlo seleccionando el menú Icono del Dock que aparece también al pulsar con el botón secundario en el icono del Dock. Aquí podrás mostrar también el uso de la red o la actividad del disco. Esto mismo lo puedes conseguir también desde la propia aplicación de Monitor de Actividad en el menú Visualización > Icono del Dock.

Espero que ahora el Monitor de Actividad de tu Mac ya no te parezca algo tan extraño y complicado y que le puedas dar un buen uso ya sea para curiosear, optimizar o resolver problemas de OS X.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
¿Quieres contenidos Mac exclusivos?

¿Quieres contenidos Mac exclusivos?

Regístrate y de regalo recibirás la colección de eBooks de pacocardenal.com

Te has registrado correctamente. Ahora revisa tu correo electrónico (spam incluido) para verificar tu suscripción.

Pin It on Pinterest

Share This